Sábado, 29 de Abril del 2017
publicidad
Tipos de blanqueamiento dental y cómo funcionan Mantener los dientes blancos es posible gracias a los tratamientos blanqueadores Fecha: 31/03/2017Fuente: Clínica dental Ferrus&Bratos

La higiene bucal diaria es muy importante para la salud, pero 2 de cada 10 españoles no se cepilla los dientes con frecuencia mínima. Se tiene que tener en cuenta que el tabaco, cierto alimentos y bebidas hacen que nuestra sonrisa pierda su brillo y aparezcan manchas. Existen dentífricos especializados que pueden ayudar a mantener el esmalte blanco durante más tiempo, pero hay otros métodos, como el blanqueamiento dental.

Existen diferentes tipos de blanqueamiento, pero éstos siempre se adaptarán a las necesidades del paciente. El tratamiento más sencillo y rápido es el blanqueamiento en clínica, puesto que cada sesión tiene una duración aproximada de una hora y los resultados son inmediatos. El proceso se basa en cubrir las encías para protegerlas y mediante un gel de peróxido de hidrógeno se inicia a blanquear los dientes con ayuda de una lámpara intensa (de LED o alógena) que acelera el mecanismo. La aplicación del gel se hace en una férula que se colocará en la dentadura. Durante todo el proceso, el doctor y el paciente siempre tienen que estar protegidos con unas gafas especiales.

El tratamiento en casa también es posible, pero siempre tiene que ser después de la consulta al odontólogo y siguiendo sus pausas. La técnica será la misma, el gel se colocará en la férula y se esperará un tiempo para retirarlo después. El tratamiento no provocará ningún dolor y en el caso de que se produzca sensibilidad en los dientes, desaparecerá después del proceso.

El blanqueamiento mixto es una mezcla de los anteriores. Se deberá acudir a la clínica para la fotoactivación con una lámpara de luz fría, que conseguirá aclarar los dientes de forma más intensa, para después seguir el tratamiento en casa con las férulas y el gel blanqueador.

Existe otro tipo de blanqueamiento, el llamado blanqueamiento interno. Al contrario de los anteriores, este tipo de tratamiento no es válido para todo tipo de personas. Este proceso se realizará exclusivamente en pacientes con dientes desvitalizados. En una endodoncia, se suele matar al nervio y esto provoca que se pierde el esmalte natural. Este método es indoloro y se suele realizar sin anestesia.

Ver también
Publicidad
Actualizado Abril 2017