Jueves, 27 de Julio del 2017
publicidad
Ortodoncia invisible La ortodoncia se encarga de corregir las posiciones defectuosas de los dientes pero cada vez son más demandadas técnicas en los que los brackets queden ocultos (ortodoncia lingual) o sen transparentes (Invisalign) Fecha: 17/04/2017Fuente: Clínica Dental Bernabeu

La ortodoncia es una especialidad de la odontología que se encarga de corregir las posiciones defectuosas de los dientes y de posibles anomalías en los huesos maxilares. Además de mejorar la estética facial, la ortodoncia es también una cuestión de salud ya que permite restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara.

Según el estudio realizado en el año 2009 por la sociedad Española de odontología uno de cada cuatro españoles ha usado en algún momento de su vida un tratamiento de ortodoncia. Y a pesar de que los tratamientos ortodóncicos suelen asociarse con la adolescencia, cada vez más adultos se acercan a las consultas de los dentistas preocupados por su sonrisa hasta el punto de que un 68% estaría dispuesto a someterse una ortodoncia para mejorar la salud y el aspecto de sus dientes.

En ortodoncia, para los tratamientos correctivos de los dientes se utilizan, principalmente, tres tipos de técnicas o aparatos:

  • Aparatos funcionales
  • Aparatos removibles
  • Aparatos fijos

Los aparatos funcionales son más usados en la dentición temporal y aunque en principio realizan sólo modi­ficaciones funcionales pueden dan lugar a cambios estructurales.

Los aparatos removibles son aquellos que pueden ser retirados por el propio paciente para su limpieza. No obstante,  cuando se usan, van ­firmemente sujetos a las piezas dentales.

Los aparatos fijos, aquellos que van permanentemente anclados a la dentadura, son sin duda los que tienen mayor eficacia. Tienen la capacidad para corregir de forma individual cada una de las piezas dentales en cualquier dirección del espacio, lo que no sucede con los demás aparatos. Es indudable que los aparatos ­fijos son superiores a los removibles pero tienen el inconveniente de la estética.

Entre los aparatos fijos las técnicas más utilizadas son:

  • Los brackets convencionales: son aparatos fijos convencionales que se anclan en los dientes. Están compuesto generalmente por acero inoxidable y se colocan en la parte externa y por tanto a la vista. Cada cierto tiempo el especialista va regulando la presión para así poder ajustar los dientes a la posición correcta. Existe la posibilidad de utilizar brackets de zafiro que al ser trasparentes quedan más disimulados
  • La ortodoncia lingual: La ortodoncia lingual es la ortodoncia invisible. Se colocan los brackets o los arcos en lado interno de los dientes, quedando de esta manera oculta. La técnica lingual de ortodoncia es cómoda para el paciente, y reduce los tiempos de tratamientos de modo muy significativo. 

Entre los aparatos removibles la técnica más utilizada actualmente es la técnica Invisalign que es un aparato de ortodoncia invisible que permite tratar un gran número de problemas como los dientes torcidos, apiñados o separados. Únicamente se debe retirar el aparato a la hora de comer y beber. 

Actualmente esté aumentando la demanda de aparatos que no se vean, como la ortodoncia lingual o la técnica Invisalig. La mayoría de los pacientes adultos que acuden a las consultas odontológicas piden información de estas nuevas técnicas, aunque el coste superior de las mismas en comparación a los brackets convencionales hace que su implantación esté realizándose más lentamente de lo deseado.

Publicidad
Actualizado Julio 2017