Miercoles, 16 de Agosto del 2017
publicidad
Lesiones habituales en el Crossfit Como todo deporte, en el Crossfit, programa de acondicionamiento físico, hay riesgo de sufrir alguna lesión porque consisteen ejercicios realizados a mucha intensidad y sin la técnica adecuada es muy sencillo dañar alguna zona del cuerpo Fecha: 27/06/2016Fuente: tuotromedico.com

De ahí la necesidad de realizar un correcto calentamiento y estiramiento antes de comenzar el WOD. Además, si partes de nuevas es muy importante seguir las instrucciones del ‘coach’ y preparar sin prisa al cuerpo a un aumento paulatino en la carga de peso.

Ni falta que hace decir que el estiramiento es tan importante antes como después de cualquier actividad física y en el Crossfit más. Siguiendo esta simple rutina, a la que muchos hacen oídos, se podría evitar las visitas al fisioterapeuta, que ha encontrado un cliente potencial con esta nueva práctica que está causando furor. Y cuando abre las puertas de su consulta a cualquier ‘crossfitero’ que se precie, lo más habitual es que se encuentre con dolencias del siguiente tipo:

Rodilla: Las sobrecargas en dicha zona están a la orden del día por culpa de los ejercicios impacto y posturas incorrectas con que realizamos en la parte de halterofilia. Si la intensidad del dolor va a más, es momento de parar y tratarse. Es la zona del cuerpo con la que más cuidado hay que tener a la hora de hacer cualquier deporte. Sirva como ejemplo el periodo que un deportista profesional está de baja cuando la rodilla está involucrada. Sin ir más lejos Danny Wellbeck se ha perdido por la rodilla la Eurocopa de fútbol afectando a las apuestas de Inglaterra de salir campeón su ausencia.

Muñecas: Tienen gran importancia en muchos movimientos de Crossfit y requiere de tanto o más cuidado que otras partes. Hay que ir flexibilizando poco a poco las muñecas y si se produce el efecto contrario, es aconsejable guardar reposo porque la lesión está al caer.

Espalda baja: Las lumbares sufren mucho y sobre todo si se está empezando es de manual subir muy poco a poco de peso mientras se perfecciona la técnicapara evitar que se nos cargue la espalda baja. Es por ello que el ‘coach’ incide tanto corregir la posición del trasero y de la flexión de las piernas para proteger la espalda baja.

Hombro: En esta lista no podría faltar el hombro. Es muy habitual ver a más de un practicante de Crossfit con pinzamientos de hombros, inflamaciones y demás lesiones por el hecho de pensar, erróneamente, que a un hombro se puede exigir tanto como a un musculo mayor, como puede ser el cuádriceps, y si no paramos a tiempo el plazo de ausencia del ‘box’ irá en aumento.

Un error común es el de intentar compararse y competir con personas con más fuerza y más experiencia porque se trata de ir superándose a uno mismo en la medida de las posibilidades de cada uno. Es decir, una persona que nunca ha hecho deporte no puede pretender ponerse a la altura de alguien con más tablas y que usa el Crossfit como complemento. En definitiva, siguiendo estas reglas y algunas más, las probabilidades de lesionarse disminuirán.

Publicidad
Actualizado Agosto 2017