Sábado, 16 de Diciembre del 2017
publicidad
La mitad de los hombres entre los 40 y 70 años sufre disfunción eréctil Un 80% de los afectados no recibe ningún tipo de tratamiento. La pérdida del deseo puede estar relacionada con muchos factores como la depresión o la ansiedad. Existen tratamientos que permiten recuperar la función eréctil. Fecha: 16/12/2014Fuente: 20 minutos

Un 50% de los varones con edades comprendidas entre los 40 y los 70 años sufre disfunción eréctil en algún grado, de los cuales un 80% no recibe ningún tipo de tratamiento, según datos del Boston Medical Group.

 

A propósito de estas cifras, este grupo de clínicas sanitarias quiere poner de manifiesto las alternativas que existen para seguir manteniendo una vida sexual plena en la madurez, y "los beneficios que aporta tanto a sus relaciones de pareja como a su salud y bienestar general".

 

Para el director médico de Boston Medical Group, José Benítez, el sexo es "importantísimo a todas las edades, ya que une, gratifica y ayuda a mantener una relación de pareja". Es muy importante destacar que los mayores de 60 años no solo pueden, sino que también "deben tener relaciones sexuales", enfatiza.

 

Aunque la disminución de la libido es una parte natural del envejecimiento, el experto reconoce que esta pérdida de deseo sexual puede estar relacionada con otra serie de factores, como deficiencias hormonales, depresión, trastornos de ansiedad, efectos secundarios de alguna medicación, cambios en una relación, las barreras en la comunicación o la pérdida de un cónyuge o pareja.

 

Asimismo, problemas como los prostáticos pueden provocar alteraciones en la calidad de las erecciones, y "más aún después de una intervención quirúrgica", indica.

 

Sin embargo, existen tratamientos que permiten recuperar la función eréctil. Según datos de Boston Medical Group el 88% de los pacientes tratados tras una cirugía prostática volvieron a tener relaciones sexuales satisfactorias "gracias a los tratamientos personalizados prescritos".

 

El sexo, bueno para la salud

Por un lado, mantener relaciones sexuales "acelera el ritmo cardíaco de forma sana y mejora el estado general del sistema vascular y las arterias", señala el especialista.

 

Además, la liberación de superóxido dismutasa que se produce al mantener relaciones sexuales "ayuda a eliminar las encimas tóxicas que produce el organismo con el estrés, de manera que permite a las personas reducir sus niveles de ansiedad, y previene un envejecimiento prematuro de nuestro organismo".

 

Por otro, en cada relación sexual se liberan endorfinas que "ayudan a mejorar la salud de la persona". Asimismo, no deja de ser una actividad física con la que se "mejora la oxigenación de los tejidos y la circulación", afirma Benítez.

Actualizado Diciembre 2017