Sábado, 27 de Mayo del 2017
publicidad
Hilos tensores: tratamiento para el rejuvenecimiento facial El uso de los hilos tensores se está convirtiendo en la alternativa al botox o al ácido hialurónico para el rejuvenecimiento facial. Fecha: 15/05/2017Fuente: tuotromedico.com

Según un estudio de la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética (ISAPS International Society of Aesthetic Plastic Surgery) sobre tratamientos estéticos en el año 2015, los tratamientos quirúrgicos más populares son el aumento de pechos y la liposucción y entre los no quirúrgicos, aquellos que tienen como prioridad suavizar y feminizar los rasgos faciales, principalmente el botox y el ácido hialurónico aunque cada vez crece más el uso de los hilos tensores como alternativa.

La mayor preocupación en cuanto al aspecto suele ser evitar las arrugas que tanto nos preocupan con la edad. Las arrugas aparecen como consecuencia del proceso natural del envejecimiento de la piel y el movimiento de los músculos faciales. Estos procesos se manifiestan en un deterioro progresivo y lento sobre todo en la zona del rostro: alrededor de la boca y nariz, en los ojos (“patas de gallo”) o cerca de las cejas.

Los tratamientos estéticos actuales ayudan a mejorar estos daños visibles de la piel y cada día son más accesibles y aceptados en la sociedad. En muchas ocasiones no es necesario someterse a operaciones de cirugía o pasar por el quirófano y los resultados pueden ser muy satisfactorios.

Entre los tratamiento quirúrgicos más demandados para mejorar el aspecto físico se encuentra el lifting, también conocido como estiramiento facial. Es una intervención quirúrgica destinada a reparar los daños visibles en la piel y a mejorar los signos de envejecimiento. Se realiza eliminando el exceso de piel y grasa en el rostro y cuello, para después tensar los músculos.

Esta técnica quirúrgica puede llevarse a cabo de manera aislada o como complemento de otras técnicas de rejuvenecimiento facial que no requieren cirugía. Entre las técnicas más populares se encuentran: 

  • Ácido hialurónico: Consiste en inyectar este compuesto en la piel para hidratarla, darle volumen y eliminar los surcos del rostro.
  • Botox: Es un tratamiento que se utiliza para bloquear los impulsos nerviosos que a su vez suaviza las líneas de expresión y las arrugas.
  • Hilos tensores: El lifting facial con hilos tensores consiste en la inserción de hilos en la dermis que actúan como soporte de los tejidos.
  • Laser y crioterapia: consiste en la emisión de temperaturas bajo cero en la piel para suavizar las facciones y eliminar la grasa.

Entre los tratamientos actuales los hilos tensores son aún poco conocidos pero obtienen unos resultados inmediatos y el tratamiento, tras un estudio previo, apenas dura una hora. Los hilos tensores están diseñados para, sin cortar la piel, conseguir eliminar la flacidez y las arrugas. Consiste en introducir un conjunto de hilos de material biocompatible bajo la piel mediante una aguja guía. Con este procedimiento se  consiguen tensar la piel y elevar los tejidos.

Es una técnica segura, realizada con anestesia local, que no requiere la hospitalización del paciente y se puede aplicar tanto en el rostro como en otras partes del cuerpo (cuello, glúteos, mejillas, etc.)

Los resultados son inmediatos y naturales y no suele tener efectos secundarios ni producir alergias. Las únicas recomendaciones son no lavarse la cara hasta después de 12 horas y evitar la exposición al sol. Únicamente se desaconseja su aplicación en mujeres embarazadas o personas con problemas cutáneos. Se estima que la duración de los efectos del rejuvenecimiento es de aproximadamente unos 18 meses pero al reabsorberse los hilos por la piel la técnica puede volver a realizarse posteriormente.

Publicidad
Actualizado Mayo 2017