Sábado, 25 de Noviembre del 2017
publicidad
Dos tercios de las personas que roncan y tienen hipertension arterial sufren apneas del sueño El tratamiento más importante de la apnea de sueño es la máquina CPAP (Continuous positive airway pressure), un aparato que suministra al paciente una presión a través de una mascarilla colocada en su nariz. Se estima que en España hay más de 400.000 máquinas de CEPAP que son usadas cada noche por los pacientes con apnea del sueño Fecha: 22/12/2010Fuente: Docor Comunicación“Apenas se ha diagnosticado y tratado al 10-15% de los casos más graves, por lo que estamos lejos de una situación óptima”. Joaquín Durán-Cantolla, responsable de la Unidad de Trastornos del Sueño del Hospital Txagorritxu de Vitoria, se refiere a la apnea durante el sueño, una enfermedad que se caracteriza por episodios repetidos de obstrucción de la vía aérea superior (garganta) durante el sueño.

La apnea de sueño es una enfermedad muy frecuente que afecta al 25% de la población en sus formas leves y moderadas, y en torno al 3-6% en sus formas más graves. “Se ha demostrado que produce un deterioro de la calidad de vida, causa hipertensión arterial, aumenta el riesgo de aparición de enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares, y son una causa de accidentes de tráfico, laborales y domésticos. Además, se ha probado que no diagnosticar a estos pacientes duplica los costes sanitarios que estas personas generan”, ha señalado el experto.

El tratamiento más importante de la apnea de sueño es la máquina de CPAP (del inglés: Continous Positive Airway Pressure). Se trata de un aparato que suministra al paciente una presión a través de una mascarilla colocada en su nariz. Este tratamiento ha demostrado ser muy eficaz y lo siguen millones de personas en todo el mundo. De hecho, se estima que en España hay más de 400.000 máquinas de CPAP que son usadas cada noche por los pacientes con apnea del sueño.

Hasta el momento actual el tratamiento con CPAP se restringía a los pacientes que, además de tener un número importante de apneas en el sueño, padecía síntomas relacionados con las apneas, fundamentalmente, somnolencia durante el día. Los pacientes sin somnolencia, aunque tuvieran apneas, no se les consideraba subsidiarios de tratamiento con CPAP.

“En los últimos años se ha venido demostrando que la apnea de sueño es una causa importante de hipertensión arterial. Por lo tanto, si el tratamiento con CPAP reduce las cifras de presión arterial en pacientes con hipertensión estaríamos demostrando que la CPAP podría ser un tratamiento indicado en estos pacientes aunque no tuvieran síntomas. Diferentes estudios realizados con pequeñas muestras de pacientes sugieren esta posibilidad pero muchos de ellos tenían problemas metodológicos y los resultados no fueron concluyentes”, explica Durán-Cantolla.
Actualizado Noviembre 2017