Lunes, 22 de Septiembre del 2014
publicidad
Más estudios avalan el potencial de la metformina frente al cáncer Dos nuevas investigaciones muestran resultados prometedores en la prevención de tumores hepáticos y en el tratamiento del prostático. Más de un centenar de ensayos en marcha evaluarán su papel como objetivo primario o secundario. Fecha: 10/04/2012Fuente: Correo FarmaceúticoDos nuevos estudios publicados la semana pasada apuntaban a la posible utilidad de la metformina frente al cáncer de próstata e hígado. Este medicamento sin patente, considerado el patrón de oro en la diabetes tipo 2, intervendría en la prevención y tratamiento de los carcinomas por mecanismos no del todo comprendidos.

En próstata, los resultados de un ensayo clínico de fase II presentados en Chicago en la Reunión Anual de la Asociación Americana para la Investigación del Cáncer (ver págs. 18 y 19) sugieren que la metformina sería capaz de reducir la progresión del tumor. En el ensayo participaron 22 pacientes con cáncer de próstata que recibieron 500 mg de metformina tres veces diarias durante 41 días antes de someterse a una prostatectomía. Dado que se trata de un trabajo muy preliminar, la aplicación de facto de la metformina en cáncer de próstata es una posibilidad "muy lejana", entiende el vicepresidente de la Asociación Española de Urología, Carlos Hernández. Aunque suponga una vía "interesante para continuar investigando".

REDUCCIÓN EN LA INCIDENCIA

Grávalos resalta los trabajos en próstata, hepatocelular, mama, linfomas, tumores de cabeza y cuello, páncreas, endometrio, tiroides, glioblastoma multiforme y colorrectal. Además, explica, "se está investigando en la prevención del cáncer de esófago en pacientes con esófago de Barrett y del cáncer colorrectal en pacientes con adenomas colorrectales".

DISEÑO DE NUEVOS FÁRMACOS

Pero los expertos no se atreven todavía a vaticinar el futuro de la metformina como medicamento oncológico. José Luis Pérez Gracia, del Departamento de Oncología de la Clínica Universidad de Navarra, entiende que, más que emplearse tal cual, permitirá "diseñar fármacos más eficaces que actúen sobre esta vía".

Antes de poder pensar en nuevos usos diferentes a la enfermedad diabética, Martín López de la Torre, coordinador del Grupo de Diabetes de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, resalta la importancia de poder transmitir a los pacientes diabéticos un mensaje tranquilizador respecto a su seguridad en el cáncer. "Es esperanzador el que, además de sus ventajas metabólicas, esté demostrando beneficios frente a los tumores".

De hecho, el experto recuerda que el paciente diabético es más vulnerable al cáncer. Existen datos contundentes que vinculan la diabetes tipo 2 con un incremento del riesgo de cáncer de hígado, páncreas, endometrio, vejiga, mama, colorrectal, renal y con el linfoma no-Hodgkin. Y aunque los diabéticos presenten un riesgo ligeramente inferior de desarrollar cáncer de próstata, "cuando este tumor se presenta, su pronóstico es peor".
Las conclusiones del estudio sobre metformina y carcinoma hepatocelular en ratones se pueden consultar en el último número de Cancer Prevention Research. El fármaco demostró ser capaz de reducir la incidencia y el tamaño de los tumores, lo que apunta a su potencial como quimiopreventivo en personas consideradas de alto riesgo. Los diabéticos, en concreto, tienen entre dos y tres veces más posibilidades de sufrir el tumor, según los autores. Los estudios, por separado, suponen un paso más en las dos líneas en las que se está investigando el papel de la metformina en cáncer: su capacidad de quimioprevención y la eficacia en cánceres ya establecidos, sostiene la secretaria científica de la Sociedad Española de Oncología Médica, Cristina Grávalos.

Pero no son los únicos datos esperanzadores. Las primeras pistas sobre este potencial antitumoral datarían de 2005, cuando investigadores escoceses detectaron una menor incidencia de cáncer entre los diabéticos tipo 2 que tomaban metformina. Desde entonces, se han publicado numerosos estudios epidemiológicos, y algunos habrían demostrado una reducción del riesgo de hasta el 50 por ciento.

Asimismo, este posible efecto adicional del antidiabético fue un tema de debate candente en el 47 Congreso de la Asociación Europea de Diabetes, celebrado en septiembre de 2011 en Lisboa (ver CF del 19-IX-2011).

La investigación oncológica clínica ya se está ocupando de evaluar este potencial. Según los datos de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos (clinicaltrials.gov) existen más de un centenar de ensayos en marcha que entre sus objetivos primarios y secundarios pretenden extraer conclusiones del binomio metformina y cáncer.
Publicidad
Otras webs de Pulsomed TuOtroMedico AbcMedico Comunidad diabetes
Actualizado Septiembre 2014